¿Qué es la fluorescencia de los diamantes y cómo incide en su valor?

Diamond Fluorescence

Algunos diamantes exhiben un fenómeno natural llamado "fluorescencia". Ahora bien, ¿qué es exactamente la fluorescencia de los diamantes? ¿Se considera algo positivo o negativo? A continuación se da respuesta a estas y otras cuestiones.

Puede que la fluorescencia no se englobe dentro de las célebres "4C" (peso, color, pureza y talla, en alusión a la terminología en inglés "carat", "color", "clarity" y "cut"), pero es una de las características más importantes de los diamantes. La presencia o ausencia de este efecto incide en la belleza general de la gema y, por ende, en su valor. Incluso un diamante que brille con fuerza y posea el grado ideal de pureza, color y talla puede considerarse menos valioso si exhibe fluorescencia. Continúe leyendo para descubrir en qué consiste exactamente la fluorescencia de los diamantes y por qué influye tanto en su valor.

¿Qué es la fluorescencia de los diamantes y hasta qué punto se considera positiva o negativa?

La fluorescencia es un efecto que aparece bajo la luz ultravioleta (UV) debido a la incorporación de elementos naturales, como el boro, el nitrógeno o el aluminio durante la formación del diamante a lo largo de miles de millones de años. Los electrones de dichos elementos absorben energía de los rayos ultravioleta, lo cual provoca que la liberen en forma de fotones para regresar a su estado natural estable. El resplandor que emite un diamante en estas circunstancias se denomina "fluorescencia".

Los diamantes con un grado de fluorescencia tenue o medio pueden parecer ligeramente opacos. Normalmente, la fluorescencia es de color azul, pero también hay diamantes con fluorescencia amarilla o incluso blanca y de otros colores (algo menos habitual). Por su parte, los diamantes con un grado de fluorescencia intenso o muy intenso tienen una apariencia bastante turbia, blanquecina u opaca a simple vista y emiten un resplandor potente y saturado bajo la luz ultravioleta (UV). Tan solo el 10% de los diamantes presentan cierto nivel de fluorescencia.

La presencia de cualquier grado de fluorescencia en los diamantes ha sido objeto de escrutinio entre expertos y aficionados últimamente, pero no siempre se le ha prestado tanta atención a este efecto. De hecho, hace solo veinte años, la mayoría de los compradores pasaban por alto su impacto visual a menos que fuera notable. La devaluación de los diamantes que exhiben esta cualidad es algo reciente y una exageración a ojos de muchos.

¿La fluorescencia de los diamantes es algo positivo o negativo? La verdad es que depende. Los más caros (de tamaño grande y color D, E o F) se consideran mucho más valiosos si no presentan fluorescencia; sin embargo, en casi todos los demás casos (sobre todo cuando la fluorescencia es tenue) este fenómeno rara vez afecta a la naturaleza visual de la piedra. Así pues, la presencia de fluorescencia nunca es positiva, pero a veces tampoco tiene un impacto negativo; todo depende de las otras características del diamante y de su belleza general.

¿Cómo se determina el grado de fluorescencia de un diamante?

El Instituto Gemológico de América (GIA) gradúa la fluorescencia de los diamantes según su intensidad. Su escala de fluorescencia, de menos a más intensa, es la siguiente:

  • Ausente: diamantes carentes de fluorescencia.
  • Tenue: diamantes que exhiben un ligerísimo grado de fluorescencia; suele ser imperceptible a simple vista y emitir un sutil fulgor azul bajo la luz ultravioleta (UV).
  • Media: diamantes que exhiben un ligero grado de fluorescencia y emiten un fulgor azul más fuerte bajo la luz ultravioleta (UV); suele ser imperceptible a simple vista, pero puede otorgar a la gema una apariencia ligeramente turbia, blanquecina u opaca.
  • Intensa: diamantes que emiten un significativo e intenso fulgor azul bajo la luz ultravioleta (UV); puede otorgar a la gema una apariencia bastante turbia, blanquecina u opaca a simple vista.
  • Muy intensa: diamantes que emiten un potente y saturado fulgor azul bajo la luz ultravioleta (UV); puede otorgar a la gema una apariencia extremadamente turbia, blanquecina u opaca a simple vista.

"¿La fluorescencia de los diamantes es algo positivo o negativo? La verdad es que depende. Los más caros (de tamaño grande y color D, E o F) se consideran mucho más valiosos si no presentan fluorescencia; sin embargo, en casi todos los demás casos (sobre todo cuando la fluorescencia es tenue) este fenómeno rara vez afecta a la naturaleza visual de la piedra."

¿Cómo incide la fluorescencia en el valor de un diamante?

En pocas palabras, la presencia de cualquier grado de fluorescencia en los diamantes tiene un impacto negativo en su valor hasta cierto punto. Cuanto más intensa sea la fluorescencia, más se depreciará la gema. Por ejemplo, los vendedores suelen rebajar entre un 5 y un 40 % el valor de los diamantes que poseen una fluorescencia intensa en comparación con los de igual calidad que carecen de ella. Por lo tanto, el precio de dos diamantes de un blanco perfecto con características similares puede variar muchísimo en función de su grado de fluorescencia. Esto se debe en parte a que la fluorescencia, del mismo modo que las inclusiones y las imperfecciones, se considera esencialmente un defecto (sobre todo en el caso de los diamantes más caros) y, además, una apariencia blanquecina puede afectar al brillo e incluso al color de la gema.

En las peores gamas de colores, la fluorescencia no causa un impacto tan notable como en las mejores. Aunque este efecto nunca añade valor, su presencia en diamantes clasificados como "de ligero color" o "de color" (de la letra K a la letra Z) puede engañar a la vista y hacerlos parecer mejores de lo que son según la escala GIA.

Diamond Fluorescence

Conviene subrayar que la presencia de fluorescencia en los diamantes no implica la misma rebaja por parte de todos los comerciantes. Aunque el GIA cuantifica el nivel de fluorescencia de los diamantes en varios grados, su valor dependerá de si el comprador es un experto capaz de determinar hasta qué punto tiene un impacto visual. Por esta razón, CIRCA insiste en examinar físicamente los diamantes antes de hacer una oferta definitiva al cliente. Los compradores de diamantes de CIRCA están plenamente cualificados para evaluar todas las características de la gema, incluyendo las "4C" y la fluorescencia. Compramos diamantes a diario y en grandes cantidades. Gracias a nuestros conocimientos, lograremos identificar los matices que pueden incrementar el valor del suyo. Asimismo, nuestra amplia experiencia y nuestra red de distribución global nos permitirán ofrecerle el mejor precio posible si decide vendérnoslo.

Venda su diamante a CIRCA si quiere recibir la mejor oferta y el pago inmediato. Concierte una cita en una de las 14 oficinas que tiene la empresa en todo el mundo o venda sus joyas online desde su casa con la máxima comodidad y seguridad.

Comparta "¿Qué es la fluorescencia de los diamantes y cómo incide en su valor?"

Concierte una cita privada en una de nuestras oficinas.

Comience el formulario